Caballeros del Traverso

Juana Guillem

 

Nació en Catarroja (Valencia). Estudió en el Conservatorio Superior de Música de esta ciudad donde finalizó con el Premio de Honor Fin de Grado Superior y la Beca Mercedes Massí otorgada al expediente más alto de su promoción. Posteriormente y becada por el Ministerio de Cultura se trasladó a París para estudiar en el Conservatorio Héctor Berlioz. Sus profesores en España han sido Juan Zacarés y Jesús Campos y en Francia Raymond Guiot y Michel Debost.

Ha sido galardonada con los primeros premios en los siguientes concursos nacionales: Juventudes Musicales 1982, Unión Musical Española 1980 y Hazen (Yamaha) 1982. Le fue otorgada la beca Fernando Zobel (Cuenca 1983). En 1981 obtiene la plaza de flauta-flautín en la Orquesta Sinfónica de Euskadi, puesto que no llega a ocupar al ingresar poco más tarde en la Orquesta Nacional de España.

Como concertista ha actuado con las orquestas Reina Sofía, Municipal de Valencia, Ciudad de Córdoba, Sinfónica de Flandes, Villa de Madrid, Comunidad de Madrid, Cámara Española, Cámara del Cantábrico y Nacional de España bajo la dirección de maestros como J. López Cobos, J. Collado, A. Witt, M. Galduf, Max Bragado y Pablo González.

Es flauta solista de la Orquesta Nacional de España desde 1982, actividad que compagina con la música de cámara y la docencia. Ha sido profesora del Centro Europeo de Estudios Musicales “Neomúsica” de Madrid y del Conservatorio Superior de Música de Palma de Mallorca. Asiduamente asiste como profesora a los encuentros de jóvenes orquestas (JONDE, JORCAM, OJA, JORVAL….).

967229_10200869208125837_1425515086_o

ENTREVISTA A JUANA GUILLEM

Juana, Por qué la flauta? Cuéntanos algo sobre los comienzos de tu trayectoria artística.

Mi padre era cantante de música ligera y sentía una gran admiración por los músicos clásicos. Su primo Juan Zacarés flautín de la Orquesta de Valencia, fue mi primer profesor. Al igual que con mi hermana y con mi hermano buscó el profesor antes que el instrumento. Esta decisión me parece muy inteligente pues normalmente se decide el instrumento antes y después muchas veces no se encuentra el profesor adecuado. Los tres hermanos estudiábamos con nuestros respectivos profesores, grandes profesionales de la flauta, oboe y percusión, de nuestro pueblo y además íbamos a la banda donde fuimos muy felices. Más tarde pasé al Conservatorio de Valencia donde tuve la oportunidad de tocar en la Orquesta de estudiantes y vivir experiencias muy bonitas. Mi hermana y yo fuimos de las primeras mujeres que tocaban un instrumento de viento en Valencia. Cuando entramos a formar parte de la banda de música, no existía un uniforme para mujeres, solo había una chica holandesa que tocaba en una banda de Liria y pedimos su ayuda para confeccionar nuestro uniforme. Muy pronto empecé a tocar en otras bandas y orquestas profesionales que necesitaban algún refuerzo o aumento. Formé parte del elenco musical de la compañía de teatro Lindsay Kemp con la que actué en numerosos países. En 1981 me presenté a la recién creada Orquesta de Euskadi obteniendo la plaza de flauta-flautín. En 1982 ingresé en la Orquesta Nacional de España.

La primera mujer en ocupar un puesto de solista en una orquesta? Es cierto? Fueron difíciles los comienzos? Te sentías observada de manera especial por tus compañeros?

Si, creo que fui la primera flautista que ocupó un atril en una orquesta profesional española. Por supuesto me sentía observada, en ocasiones valorada en exceso y otras por defecto, por mi condición femenina. El maestro López Cobos me trató como a su niña mimada, me propuso tocar como solista y esto molestó a muchos compañeros. Ahora lo pienso y les comprendo mejor…… Un día ensayando los flautistas de la ONE un quinteto de flautas, uno de ellos se me acercó y me dijo: “que bien hueles” a lo que yo contesté “por favor a mi tratarme como a un compañero”. Desde entonces mis colegas me llaman “compañera”.

Que recuerdas de tus comienzos con la Orquesta Nacional de España?

Mis comienzos en la ONE fueron maravillosos y al mismo tiempo duros. Tenía una gran responsabilidad pues con 20 años ocupaba el puesto de primera flauta. Unos años más tarde y becada por el Ministerio de Cultura obtuve un permiso para estudiar en Paris con R. Guiot pero el director titular me pidió que al mismo tiempo tocara en la orquesta cuando él dirigía. Este periodo fue difícil pero importantísimo para mi futura formación musical.

Por tu orquesta han pasado grandes maestros y artistas. Hay alguno que te haya marcado especialmente? Por qué?

Me han dirigido grandes maestros entre los que destacaría a Kurt Sanderling con la 4ª de Brahms. Este solo lo he tocado al menos con 10 directores diferentes, uno lentísimo, otro rapidísimo, caprichoso, acelerando etc. con Sanderling fue sencillamente Brahms. Como intérprete admiro profundamente a Maria Joao Pires por su discurso íntimo y su arrasadora personalidad.

Qué profesores o intérpretes de flauta han dejado huella en ti especialmente?

Todos mis profesores han dejado huella en mi, unos por su paciencia y profesionalidad, otros por enseñarme a disfrutar de la música y a creer en mi. Con Raymond Guiot aprendí muchísimo, también con Michel Debost con el que compartí su experiencia como solista de orquesta. El primer gran flautista que escuché en directo fue Jean Pierre Rampal, en Niza , imagínate, en un marco incomparable el Monasterio de Cimiez. Eso si dejó huella en mi, tocaba el Minuetto de Orfeo de Gluck. El sonido de Rampal y esa forma de llegar al corazón del oyente me impresionaron de verdad. Las sonatas de Bach por Nicolet fue uno de los primeros discos de flauta que escuché. ¡Que pocos discos teníamos en España y prácticamente ningún concierto en directo!

A tu criterio, siendo una intérprete profesional y una destacada docente, qué aportes estarían faltando a nuestro medio musical en las diferentes áreas?

Creo que con la LOGSE se ha ganado mucho los alumnos tienen asignaturas muy interesantes, tienen orquesta, banda… pero en algunos Conservatorios Superiores el profesorado no es todo lo competente que debiera y algunos han llegado allí por pura casualidad o por intereses y esto no puede ser así. Los profesores deben ofrecer recitales y los alumnos deben tener la oportunidad de escucharles tanto en Cámara como de solistas. El repertorio orquestal debe impartirlo profesores con experiencia en orquesta como se está haciendo en algunos conservatorios. Otra cuestión importante es la enseñanza de la música contemporánea. Todavía en muchos conservatorios no se enseña ni siquiera la música de finales de siglo pasado y nuestros jóvenes flautistas van a tener que interpretar obligatoriamente la música de nuestro tiempo.

Que obra te hubiese gustado tocar y nunca has tenido la oportunidad de hacerlo?

El repertorio de flauta es muy extenso y me falta mucho por hacer. Tengo ganas de tocar la sonatina de Boulez por ejemplo y espero poder hacerlo pronto.

Con qué música te sientes más a gusto interpretando?

Todavía no lo se. Me gusta interpretar todos los estilos. Me transformo fácilmente y me siento cómoda tanto con Bach como con Halffter.

Si tuviera que elegir una sola obra del repertorio de la flauta para llevarse en su corazón: ¿cuál sería y porqué?

Para mi es muy difícil separar la música de flauta del resto. Últimamente me he emocionado mucho con el Requiem de Fauré. Los conciertos de Brandemburgo, los quintetos de Boismortier para flautas, sinfonías de Mahler, Shostackovich etc. son algunas de mis composiciones preferidas. Pero a la hora de llevarme algo en mi corazón, me llevaría la palabra “música” con toda la amplitud de su significado.

Si volvieras a nacer y a ser músico otra vez, que instrumento elegirías? Repetirías con la flauta? Por qué?

Seguramente repetiría con la flauta pero también me hubiera gustado mucho ser cantante, trompista, violoncellista o pianista.

Como ves el panorama de la enseñanza de la flauta en España? Los alumnos jóvenes se van al extranjero a estudiar, por qué? Es una moda? Mejor ambiente musical en el extranjero? Hay buenos docentes en España dedicados a la flauta? Como ves el panorama actual en España?

Personalmente estoy de acuerdo en que los jóvenes se vayan a estudiar fuera pero en ocasiones mal aconsejados, se van demasiado pronto y no se dan cuenta que en su mismo país hay grandes flautistas con los que pueden aprender. Mi generación y las posteriores hemos salido y podemos transmitirles a ellos lo que aprendimos. En cuanto al ambiente musical en España es cada vez mejor. Hay muchas oportunidades de asistir a los conciertos que los jóvenes no saben aprovechar. Respecto al futuro panorama flautístico en España no soy muy optimista. Pienso que no estamos bastante unidos. No tenemos Asociación Española de Flautas ni organizamos convenciones y si se hace algo siempre es para los de fuera. Todo esto sería muy interesante para nosotros los profesionales y para los jóvenes estudiantes.

Qué opinión te merece nuestra Orden de Caballeros del Traverso?

¿La verdad? Ja, ja, ja…. Cuando mi compañero Sotorres me habló de esto creí que estábamos todavía en la época medieval. Luego pensándolo bien dije: son tan pocos que es lógico que se unan…….. Ahora en serio creo que lo importante es que os divirtáis y lo paséis bien. Así pues, caballeros, es todo un honor que entrevisteis a una dama como yo.

Juana, no te quedes con nada dentro. Cuéntanos lo que no te hemos sabido preguntar.

La verdad es que me ha encantado tu entrevista, se nota que eres flautista. Me ha faltado quizás la siguiente pregunta: ¿Cuál es el secreto de la cuerda de flautas de la ONE para que os llevéis tan bien? Mis cuatro caballeros-compañeros son maravillosos pero nuestro secreto está en el respeto y admiración mutua. Por supuesto que a veces nos enfadamos pero siempre lo arreglamos igual que si fuéramos hermanos.

¡FELIZ NAVIDAD! para todos los flautistas y en especial para los Caballeros del Traverso.

Muchas gracias Juana por tu amabilidad y por tu disposición a la hora de hacerte la entrevista. Para nosotros ha sido un verdadero placer el traerte a nuestra página y todos nos hemos dado cuenta de que no sólo eres una gran flautista, sino que además, eres una gran persona.